Consejos para los usuarios asiático

La mentira del reciclaje plástico

2019.06.13 12:29 kong-dao La mentira del reciclaje plástico

El plástico, material extremadamente difícil de degradar, tóxico, nocivo para la flora, fauna y humanos. En muchas ciudades del mundo hay cestos para separar los productos reciclables como el papel/cartón, vidrios y plásticos. Una vez que los ciudadanos cumplen con obediencia los "consejos" del gobierno (o debería decir las imposiciones?) separando los materiales ¿qué tan seguro estamos de que una vez llevada la basura en el camino se recicla?
En el siguiente link se podrán ver las compañías del todo el mundo que hacen reciclajes plásticos, ordenados por país, tipo de plástico que recicla y cantidad soportada (la mayoría está en blanco)

¿Cómo es el proceso de reciclaje plástico?
Debido a los diferentes pesos moleculares de sus largas cadenas de polímero, los plásticos poseen una baja entropía de mezclado. Por lo que cuando diferentes tipos de plástico se mezclan, tienden a separarse en capas por fases, como el aceite y el agua, de tal forma que los tipos de plásticos tienen que ser idénticos para mezclarse eficientemente. Las interfaces entre fases causan puntos estructurales débiles en el material que se obtiene, por lo que las mezclas de distintos polímeros poseen muy pocos usos. Otro problema al reciclar el plástico es el uso de tintes, rellenos y demás aditivos que están en los plásticos, son generalmente muy difíciles de eliminar sin dañar al plástico. Una última barrera es que muchos de los pequeños artículos de plástico comunes no están catalogados como tal, lo que dificulta su reciclado. Aquí dejo un interesante informe que se ha llevado a cabo en España (2016) También hay videos que explican de forma "superficial" el proceso.

¿Todos los países tienen plantas de reciclaje plástico?
La respuesta es NO ,incluso aquellos países que tienen plantas de reciclaje, una vez troceado, los ponen en contenedores de carga, los suben a un barco y los venden a Asia por Millones de dólares. Lamentablemente no hay muchas plantas de reciclaje estatales, por lo que el dinero siempre se mueve dentro de sectores privados, es decir, entre compañías, haciendo así de la basura un negocio altamente lucrativo.
Además de que el dinero siempre fluye dentro de aquellas entidades, el plástico, desde que se comenzó a utilizar de forma masificada en los mercados, solamente es reciclado menos del 10% a nivel mundial.
Según censos hechos por Earth Day y World Atlas son al menos 20 los países que hacen una mala administración de los plásticos, terminando en océanos o vertederos. ¿Se puede culpar a esos 20 países por comprar los residuos del mundo? No lo creo. Los responsables son las empresas que producen el plástico, haciendo que los países asiáticos tengan que reciclarlo para usarlos en materiales que luego exportarán, como carcasas de laptops, móviles, juguetes, ropa, etc, (ej. lo que diga made in China/Bangladesh/etc) El problema reside en que se produce más plástico del que se consume o del que se pueda legar a re-utilizar, pero para entender esto veamos un poco la historia del comercio plástico:
2009: Según New York Times Europa ya exportaba ilegalmente 7 toneladas de basura a países asiáticos y sudamericanos, con origen en uno de los puertos más grandes de Europa: Rotterdam
2010 : un periodista de Bloomber Shangai visitó Wen (China) para mostrar los efectos de la polución plástica en la región causando enfermedades sanguíneas, pulmonares y demás en la población. El costo estimado en exportación de plástico con origen en Estados Unidos, según Forbies, era de $940 Millones de dólares
2011: China importaba o compraba los desechos plásticos de Norte América que según The Guardian y otras ONG estaban valuados en $11.3 Billones de dólares anuales, que según New York Post, fueron $39 Billones a empresas privadas americanas.
2012: Según la Agencia Europea Medioambiental (EEA) en 2012, Europa no contaba con las infraestructuras suficientes para reciclar la basura que estaba produciendo por lo que tenía que enviar contenedores con más de 75 toneladas de basura (como hizo desde 2009) a países fuera de la región, situación que es avalada con documentos oficiales de la Comunidad Europea.
2013 China propuso "Operación Cerca Verde" (Operation Green Fence) una política para prohibir la importación de plásticos post-consumo sin lavar y otros contaminantes, aludiendo a los países exportadores de basura a que reciclen el material en sus propias regiones, reduciendo la importación a 8/9 toneladas con respecto a los años anteriores, y, que según Journal Science dió paso a países como Indonesia, Filipinas, Vietnam, Sri Lanka, Tailandia, Malaysia y Bangladesh, entre otros, a sumarse al negocio de comprar basura.
2015: China declaró que recibía de Europa casi 50 Millones de toneladas basura y 1.4 Millones de toneladas de EEUU
2016: China se convierte en el "basurero del mundo" recibiendo más de la mitad de todos los desechos plásticos, metálicos y de papel, invirtiendo $18 Billones de dólares en importaciones y que según informes de Huffington Post, $5.2 Billones eran de Estados Unidos. The Guardian por su parte informa que se vendieron más de 480 Billones de botellas plásticas de agua en todo el mundo, estimando que podría subir a 600 Billones para el 2021. Las estadísticas indican que solamente el 7% de las botellas usadas en bebidas han sido recicladas en nuevas botellas durante aquel año, desechando 13 Millones de toneladas al océano. En Inglaterra se estima que 38.5 Millones de botellas plásticas son usadas por día y 16 Millones de esas botellas van a parar al océano o vertederos tóxicos. Por otro lado, científicos de la Universidad Ghent en Bélgica, calcularon que las personas que consumen alimentos marinos, ingieren 11 Mil pequeños pedazos de plástico por año, una cantidad lo suficiente significativa para producir enfermedades genéticas y hereditarias.
2017: China implementa el nuevo proyecto "Operación Espada Nacional" (National Sword) prohibiendo la compra de productos reciclables, una política extensible hasta el 2020. Esta situación puso contra la pared a las empresas que más plástico producen, forzando a los gobiernos (protectores de aquellas compañías) a crear plantas de reciclajes locales o buscar nuevos compradores, situación que, según Wall Street Journal, llevó a un desplome de los valores de mercado en un 3% Para finales del 2017 se exportaban 7.3 Millones de toneladas por metro cuadrado, fecha en la que el 87% del plástico de Europa era enviado directamente a Hong Kong. El periódico The Economist resalta que la mayor exportación de desechos plásticos es de productos domésticos, como botellas de agua, lejía para vajilla, y lo que se pueda adquirir en un supermercado. The Guardian también publicó un detallado informe indicando que solamente el 14% del plástico mundial era reciclado; y al mismo tiempo National Geographic realizó otro informe indicando que el 91% no es reciclado. Un excelente informe de Huffington Post detalla cómo Canadá vende el 83% de su basura plástica a empresas privadas norteamericanas para enviarlas dentro de contenedores a las islas Filipinas. Según el periódico DW, Alemania, en 2017, estaba exportando el 95% de su basura plástica a India, Malasia e Indonesia. El periódico El Espectador, comenta que en este año el valor alcanzado en la exportación de basura mundial llegó a los $86 Millones de dólares. Acorde al portal científico The Conversation, muchos de los países que importaban sus desechos a China se saltaban directamente el proceso de tratamiento de residuos y reciclaje (por la facilidad de sacarla de sus países) España tampoco está exenta de las atrocidades, exportando en 2017, 115 toneladas de plástico, valuado en $35 Millones de euros
2018: NAT GEO redobla la apuesta tras otra investigación diciendo que menos del 5% es reciclado a nivel mundial. Sin embargo otras estadísticas señalan que es menos del 1%. Las cifras van en picada y el consumo de plástico en alza. El mismo año China avisa al mundo que dejará de comprar plásticos y otras 24 categorías de desechos incluyendo materiales textiles y papeles, situación que generó malestar en los países exportadores de basura, por ejemplo, Irlanda que envía el 95% de su basura plástica a China; otro informe de New York Times comenta que países como UK, Nueva Escocia envían el 80% de los productos reciclables a China, Science Advance realizó una detallada y minuciosa investigación que explica cómo China, desde 1993 a 2016, se encargo de convertirse en el "basural del mundo", explicando la cantidad de dinero ganado por tonelada de residuos plásticos, los países que importaban los mismos, rutas marítimas y muchos más, un informe que vale la pena leer. La BBC comenta que el Buró Internacional de Reciclaje (BIR), con sede en Bruselas, que representa a la industria global de reciclado, afirma que ya se están buscando nuevos mercados potenciales para estos materiales, que podrían incluir a Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, India y Pakistán. La "solución" para Europa sigue estando en mandar sus porquerías lejos del territorio. La nueva medida de China forzó a países como España y México a reducir la exportación de plásticos en un 50%, sin embargo, el primer país, durante el primer cuarto de año re-destinó 1.100 tonleadas sus residuos a Tailandia, Vietnam y Camboya, haciendo caso a las normas del BIR. Tras las nuevas normativas de China, Malasia tomo la posta y pasó a ser líder del mercado inviertiendo $5 Billones de dólares en la compra de basura de forma ilegal, y, $116 Millones de forma legal. Reportes de Business Insider informan que tras las medidas de China, se bajó un 4% la exportación de plástico a nivel mundial (buena noticia) aunque no es lo suficiente para terminar con los altos niveles de toxicidad que producen las plantas de reciclaje, después de todo, el plástico, es un gran negocio.
2019: El presidente de Filipinas envía 106 contenedores con basura plástica originado en Canadá de vuelta al país emisor siguiendo el plan de China con respecto a la desintoxicación medioambiental desatando una batalla legal contra el presidente Trudeau

¿Cuáles son las empresa que más plástico producen?
Según Independent es que la empresa Coca-Cola produce 100 Billones de botellas de plástico cada año. Otras fuentes como ZME Sience dicen que Coca-Cola produce 110 Billones.
Acorde a Forbies y Huffington Post Coca-Cola produce 3 Millones de toneladas en plástico; Nestlé 1.7 Millones de toneladas; y, Unilever 610 Mil toneladas.
Según la CBC las empresas que producen más plástico son: Coca-Cola, Nestlé, Danone, Johnson and Johnson, H&M, Kellogg, L'Oreal, PepsiCo y Walmart.

Hay un dato extremadamente irónico en todo esto, en 2019, fueron 30 las empresas que crearon la Alianza para terminar con los Desechos Plásticos (The Alliance to End Plastic Waste) y que según las fuentes: Plastic Technology, Fast Company esas empresas son, al mismo tiempo, las mayores productoras de plástico.

¿Qué se puede hacer para reducir el consumo de plástico?

Estadísticas de la polución producida por el plástico:
Our World in data
Collective Responsibility
Statista
Statista 2
Naciones Unidas
Video: Océano Plátsico (Naciones Unidas) 2017

Documentales (inglés)
Exposing Australia recycling lies
submitted by kong-dao to DeepMinds [link] [comments]


2018.05.03 07:55 albedrio Dictadura china

El Gobierno chino ha empezado a poner en marcha las primeras fases de su carnet por puntos de buen ciudadano. Desde el pasado 1 de mayo, a las personas que hayan cometido o cometan actos como difundir información falsa sobre terrorismo, causado problemas en vuelos, usado ­billetes de transporte caducados o fumado en trenes –según dos comunicados publicados el viernes en el sitio web de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma– se les prohibirá usar trenes y aviones durante un año.
Estas medidas son sólo el primer paso del plan del presidente Xi Jinping para construir un sistema de puntuación de buenos y malos ciudadanos a gran escala, basado en los hábitos sociales, de consumo, amistades y cumplimiento de los deberes económicos. La intención es que este sistema esté plenamente implementado en el 2020.
A partir de esa fecha, las puntuaciones influirán en la capacidad para alquilar una vivienda, obtener un seguro o un préstamo e incluso beneficios de la sanidad pública. Los ciudadanos con puntuaciones bajas tampoco serán contratados para determinados empleos y tendrán restringida la matrícula de sus hijos en escuelas privadas. Tal y como establecen los planes del Gobierno chino, este sistema de crédito social “permitirá que las personas de confianza vayan por todas partes bajo el cielo y dificultará que los desacreditados den un solo paso”. Del mismo modo, las personas con mala nota tendrán velocidades de internet más lentas, acceso restringido a lugares de ocio y la eliminación del derecho a viajar libremente, que es lo que ahora ya se aplica.
A quienes cometan ‘delitos sociales’ se les prohibirá, por ejemplo, subir a trenes y aviones durante un año
También se verán afectados por las restricciones que entraron en vigor el 1 de mayo aquellos que hayan cometido infracciones financieras, como los empresarios que no paguen el seguro social de sus trabajadores, las personas que no abonen las multas y también las que ofrezcan disculpas poco sinceras.
Ya había indicios de que estas medidas se aplicaban ya que, a principios del 2017, el Tribunal Popular Supremo dijo que a 6,15 millones de ciudadanos chinos se les había prohibido coger vuelos “por delitos ­sociales”. Según recoge Human Rights Watch, en el 2013 un abogado defendió a un hombre acusado de violación y entregó una copia de su alegato a la familia del hombre que la publicó en internet. La presunta víctima demandó al letrado por difamación y ganó. En el 2015, un tribunal de Pekín obligó al abogado a disculparse. Él mandó al tribunal una disculpa por escrito. Había olvidado el incidente hasta que se encontró en la lista negra. Se enteró de que el tribunal había considerado su disculpa “poco sincera”.
Las primeras noticias sobre este proyecto llegaron en junio del 2014, cuando el Consejo de Estado de China publicó un documento que contenía la idea de una puntuación de confianza que calificara a los ciudadanos. La intención del Gobierno chino –según se desprendía de ese informe– es que el crédito social sirva como una forma de medir y mejorar la “confianza” a escala nacional y para construir una cultura de la “sinceridad”. La esperanza es que “se cree la opinión de que mantener la confianza es glorioso” ya que esto “fortalecerá la sinceridad en los asuntos gubernamentales, la sinceridad comercial, la sinceridad social y la construcción de la credibilidad judicial”.
Y en un paso más, en septiembre del 2016, la Oficina General del Consejo de Estado estableció el principio básico del crédito social: “Si la confianza se rompe en un lugar, las restricciones se imponen en todas partes”.
Inteligencia artificial, censura y empresas
Establecer este carnet por puntos que quiere ser el crédito social puede parecer una quimera en un país con 1.300 millones de habitantes, pero las autoridades chinas cuentan con tres poderosos aliados. Por un lado, los 180 millones de cámaras de vigilancia que hay instaladas en todo el país –20 millones de ellas, dotadas con inteligencia artificial–, que controlan todo lo que sucede y lo que hacen sus ciudadanos. Por otro, un férreo control sobre internet y las redes sociales, que les permite saber qué publica y qué ve cada uno de los internautas del país asiático. Por último, el Gobierno chino ha dado permiso a ocho empresas privadas para que empiecen a desarrollar sus propios sistemas y algoritmos para puntuar a sus clientes y ofrecer “recompensas” a aquellos que obtengan mejores puntuaciones. Se trata, por ejemplo, de compañías de servicios financieros que ofrecen créditos al consumo y a pequeñas y medianas empresas, compañías de seguros, en todos los casos propiedad de las dos grandes tecnológicas chinas, Tencent –propietaria de la aplicación WeChat, con más de 850 millones de usuarios– y Alibaba.
Por poner un ejemplo, Sesame Credit –propiedad de Alibaba– otorga una puntuación a sus clientes en función de cinco criterios: si pagan sus facturas a tiempo, si cumplen con sus obligaciones financieras, características personales, sus hábitos de consumo y las relaciones interpersonales. A aquellos que obtienen 600 puntos, Sesame Credit les da acceso a préstamos para comprar en Alibaba; si se alcanzan los 650 puntos se puede alquilar un coche sin dejar depósito; 700 puntos dan derecho a poder viajar a Singapur sin tener que aportar determinados documentos, y los que obtienen 750 puntos pueden obtener con más rapidez un visado para viajar a Europa.
submitted by albedrio to Albedrio [link] [comments]